viernes, 15 de noviembre de 2013

Anthropology... to understand cultures

Understanding Anthropology history can be as important as understanding human beings and how he has been developing his civilization, and of course, in this way it is necessary to understand what role education has played in this development. Undoubtedly, history, biology and mental sciences have been quite important in the pursuit of understanding mankind evolution and all these knowledge areas have suffered a process that education has registered step by step; in this way, teachers and educators have been an essential part of this evolution.

However, it's easy to fall in prejudices which maybe we wouldn't understand as such. For instance, it was quite interesting to see how our point of development is the rule in which we can measure how cultures and civilization has advance. But is this practical? Historically, humans have been discovering things that refute (and maybe ridicule) old beliefs; in this way, why should we think the way we do and think the world is the “one”? In this order of ideas, education must prepare the learners of all ages, to be open-minded, creative and tolerant, and in this way, they could be prepared for face the world and its new tendencies, and specially, to create and use new knowledge. 

Other very interesting point here is to understand that there are some human aspects which have been defining the world conception of humanity, these are the religion and economics, mainly and, nowadays, we can evidence a tendency to avoid religion in many different social aspects in the society. It is true that secular States should be apart from these religion theories in terms of taking decisions or making changes in public policies, but, I think, it’s necessary indeed to understand human beings since (or passing by) this aspect who has make all kind of changes and evolution. That’s why, I Think, it’s very important to develop, not only the exact sciences but also the spiritual side; not according with a particular belief, but recognizing the important of all the beliefs and, of course, its incidence in human evolution.  


According to the linguistic aspect of Anthropology, we can see that this has been a very important aspect to understand how anthropology has classified human groups or understood how a person belonging to a specific group is also an individual different from their partners, but similar in terms of social behavior. In this aspect, I can conclude that Second Language learners must know the target native language community, because to take a language apart from its speakers is a mistake, maybe similar to take a fish out of water to understand how it lives.  But according to these ideas, I guess that there are some aspects that could bring Chomsky and Skinner’s ideas about languages: first, human development I quite similar in different cultures with different stages of “civilization”, what suggests that there’s an innate ability to “learn to speak”; and on the other hand, there are specific aspects recognized as “learnt from the group” in which it can be seen some imitated costumes. Of course, it is just a reflection that needs to be prepared, studied, proved and, why not, refuted. 

jueves, 27 de junio de 2013

Gobierno escolar... ¿Por qué no?

Alguna vez me preguntaron que para qué servía todo aquello del gobierno escolar. Me quedé pensando en una respuesta satisfactoria para aquella persona y que, por supuesto, no estuviera distante de lo que yo consideraba. Efectivamente, me tomé unos minutos para responder. Pero antes de que ustedes sepan lo que yo dije en esa ocasión, piensen… ¿Qué responderían ustedes ante una pregunta tan confrontadora?  Sí, lo sé. No es fácil. Al menos, no al principio.

No quisiera detenerme a mirar aspectos puntuales de lo que ha significado este proceso en los colegios del país. Mejor aún, me gustaría recordar cómo era ese proceso cuando yo mismo (a) era un (a) estudiante. Sí, ahora lo recuerdo. Fue hace unos años… no muchos, por cierto, solo unos cuantos. Claro, se trataba de dar cumplimiento a una ley que nos obligaba a jugar al país chiquito. ¿Y por qué no hacerlo? Teníamos grupos de amigos que tranquilamente podrían representar  nuestros partidos políticos y, por supuesto, había contradictores y una férrea oposición, es decir, ¿En qué colegio no se presentan esas pequeñas rivalidades?. También había montones de cosas del colegio de las que nos gustaba hablar con la fórmula mágica del “Que tal si…” Ajá, y ¿Qué tal si abrimos una piscina en el coliseo en lugar de esa cancha de Volley? ¿Y qué tal si alfombramos los corredores? Servirían para caminar descalzos (as). ¿Y qué tal si hacemos que haya un tubo transportador desde las casas hasta el colegio? Genial, no nos mojamos nunca y no llegaríamos tarde, bueno, la mayoría.

Y así pasábamos descansos enteros hablando de lo que podríamos hacer en el colegio como pequeños Julios Vernes escolares. Pero claro, al momento de la verdad, al momento de lanzarse, sólo unos pocos valientes postulaban su nombre. Era entonces el momento de las filiaciones políticas, muchas veces, lo reconozco, por motivos de entrañable amistad o de medianas apatías que nunca faltan.  Y ocurría el primer milagro, salían al ruedo un sinnúmero de propuestas tan sensatas y atrevidas, tan básicas y tan complejas, tan útiles y tan triviales, que solo un desconocido colegio en la no tan lejana Macondo, podría superarlas. Sí, era toda una feria a la creatividad. Y feria que se respete no carece de decorado, esa propaganda que cualquier publicista envidiaría. 

Ocurría entonces, el segundo milagro… aquéllos que no tenían esa amistad incondicional con el candidato ni que lo descartaban por razones personales, llegaban a ese voto ideal, a ese voto de opinión. No, la verdad me gusta lo que propone… no nos engañemos con que alarguen el descanso o nos prometan días soleados, pero esas otras ideas serían geniales. Sí, y de nuevo, ¿por qué no? ¿Por qué no tomar en serio todo este cuento a ver qué pasa?

Y llegaba el esperado día… que sin uniforme, que clases normales, que no, que solo media jornada, que a votar en fila, no, eso no… cada uno a la hora que quiera, como de verdad… Y así, como de verdad, salía el nombre del ganador, del personero o representante que desde ahora, tendría más popularidad simplemente porque su cara fue tachada con una equis más veces que las otras caras. Se convertiría en ese puente invisible y tan necesario, entre nosotros con más voz que nunca, y ellos, los que regían nuestros destinos académicos, quienes a veces, parecían no escuchar, aunque en realidad, ahora lo sé, sí lo hacían.

Y entonces, el último milagro: comenzaban a suceder pequeños cambios. Sí, lo recuerdo, esa vez los parlantes del colegio retumbaron con música rock que abría la emisión de 10 a 10.30 a.m… efectivamente, la primera promesa había sido cumplida. Ahora teníamos una emisora.


¿Saben? Ahora que lo pienso, recuerdo mi respuesta, ya sé para qué sirve todo eso del gobierno escolar. Sirve para que la voz de aquél que tiene que hablar, sea escuchada. Sirve para que cosas maravillosas, antes imposibles, ahora sucedan. Sirve, en resumen, para hacer todo mejor. Y ¿Por qué no? 

miércoles, 20 de febrero de 2013

Natural Learning, yes how not (sí, como no)

En muchos sitios de enseñanza de segundas lenguas, el engache más popular es el llamado "aprendizaje natural" o como suelen describirlo los vendedores de cursos: " Así como uno aprende de bebé a hablar". Y suena lógico que una lengua se aprenda, como un bebé aprende a hablar, sin embargo, habría que tener en cuenta algunos aspectos, que hacen que este método, no sea la panacea para los males del monolingüísmo.

Para empezar, hay que establecer una clara diferencia entre una primera y una segunda lengua, porque a pesar de que cualquier lengua puede ser primera o segunda, la que primero llegue va a tener una ventaja neuronal que crea estructuras difíciles de romper. Es así como una persona que ha hablado solo su lengua materna, considerará una traducción literal palabra por palabra (sin respetar estructuras) una segura forma de comunicarse en una segunda lengua, por ejemplo. 

De este modo, se debe tener en cuenta que mientras mayor sea la persona, más difícil se le hará aprender una segunda lengua, -y es difícil pero no imposible, el mito del "negadismo", también debe caer: "Es que soy negao' pa'l inglés"...excusas y nada más-. Y aunque de aquí sale el conocido dicho: Loro viejo no aprende a hablar, por supuesto, esto rara vez aplica para seres humanos con millones de años de evolución que piensan y no solo repiten. Con este argumento, bien se podría apoyar levemente la teoría del Aprendizaje Natural, ya que los niños, cuanto más jóvenes aprenderían más fácil otro idioma, y esto se debe a que poseen menos experiencia en la lengua materna y sus estructuras afectarán menos el aprendizaje de una segunda; pero como lo hablaremos un poco más adelante, al tratarse de inmersión, hasta un anciano aprendería una segunda o tercera lengua, por puro instinto de supervivencia.

Por otro lado, el Aprendizaje Natural habla de un proceso en el que el primer acercamiento se da siempre, desde la oralidad, esto es escuchando, balbuceando, arrejuntando, repitiendo y finalmente, hablando. Siendo éste, el proceso -que en pocas, poquísimas palabras- seguimos todos al aprender la lengua que nuestros padres hablan. En este sentido, es necesario que además de estar escuchando, balbuceando, etc. se creen ciertos rasgos de afinidad con la persona que nos sirve de guía: en la primera lengua, nuestros padres o familia, en la segunda, un docente y/o una comunidad nativa (ajena a la cultura propia), en donde se ve difícil que se establezcan lazos de afinidad. -Me inquieta un poco la idea de un docente cambiando a un estudiante, mientras éste lo mira fijamente y trata de absorber sus características culturales y lingüísticas-. En una sola frase, el docente o la comunidad no son la mamá. Nada que hacer. 

Imagen tomada de http://www.lightspeed-learning.com/images/child-brain.jpg
De esta forma, el Aprendizaje Natural se presenta siempre y cuando el estudiante, se vea permanente rodeado del idioma (lo que pasa con la primera lengua, de nuevo), lo que permite suponer que en un contexto comunicativo nativo, es decir, la inmersión, éste método es, sino el único, seguramente el mejor, siendo ésta, la única posibilidad de recrear de alguna manera, el ambiente cultural y lingüístico donde un bebé aprende, es decir, inmerso. Sin embargo, cabe señalar que la inmersión, por sí sola, no aplica una segunda lengua sobre la piel rasa del extranjero, es decir, a pesar de convertirse en usuario eficiente, muy seguramente las capacidades de comunicación de esta persona, se verán fuertemente limitadas si bien no solo a la oralidad sino también a los campos del saber que cotidianamente recorre, que sin la Academia, no son muchos. Esto se evidencia en la pésima ortografía que presentan muchos excelentes "hablantes" de segundas lenguas que viajaron y vivieron inmersos durante años; esto, definitivamente, no es ser bilingüe, es simplemente, ser usuario eficiente. 

Mi recomendación final, como docente de idiomas, es la de la dedicación total al objetivo de aprender a hablar una lengua (esto incluye las 5 ó 6 habilidades: hablar, escuchar, leer, escribir, gramática y semántica) y de esta forma, aprender equilibradamente, es decir, hablando, escuchando, leyendo y escribiendo. Nunca el privilegiar una de estas habilidades va a mejorar o acelerar el proceso.  

Sin hablar más, les dejo el caso de una corporación que ofrece aprender inglés a través de este sistema, -Aclaro que el enlace no habla de la teoría de aprendizaje como tal, sino de los engaños de una conocidísima institución presente en toda Latinoamérica-. 

http://www.apestan.com/cases/nlc-buenos-aires-buenos-aires-argentina_8641.html

Cordial saludo. Es bueno estar de regreso. 

sábado, 11 de agosto de 2012

Otra vez, otra cara de Colombia

Reconozco que en anteriores versiones de las justas olímpicas (que de "justas", aunque no lo sean completamente, sí gozan de un alto nivel que ningún otro evento mundial tiene), nunca había estado tan metido en el cuento, como ahora, en Londres. 

Es un factor importante, por supuesto, el hecho de que mi país haya obtenido casi la misma cantidad de medallas que en todas las otras versiones juntas, pero también, el haber superado muchos factores de ignorancia que me hacían calificar a este evento como "farándula deportiva". 

Siempre he seguido el fútbol, y perdón por la redundancia, lo seguiré siguiendo. Pero sé que cada 4 años, dos después del Mundial, hay un encuentro que sé que acaparará mi atención por algunas semanas. Bienvenidos los Olímpicos y por supuesto, bienvenidas todas estas alegrías redondas ocres, plateadas y doradas.

Por cierto, ¡Qué estrés infinito! todas estas personas que pululan con venenosos comentarios como: "Da igual, con o sin medalla tenemos que trabajar"...  o "Esa medalla es solo para distraer al pueblo de los verdaderos problemas" o "Que tal el Presidente! llamar a la Pajón a regalarse la medalla"... ¿No pueden por un momento, ser felices a partir del esfuerzo, la dedicación y los logros de unos compatriotas? Es bien claro que el país tiene muchos problemas, pero es como no disfrutar el fin de semana solo porque sabemos que después vendrá el pesado lunes. 

¡Si quieren vivir amargados, amárguense ustedes solos!

domingo, 22 de abril de 2012

La libertá de Ublime

Mucho revuelo se ha armado con el gazapo de la hermosísima Shakira, orgullo nacional y embajadora del buen nombre del país en todo el mundo, donde se dice que Colombia no es solo drogas, narcos y... ok, empezaré otra vez, porque esto suena a noticia de farándula hecha en los estudios de Noticias RCN.

Escuché en la radio que todos aquéllos que criticaban a Shakira por su garrafal equivocación en la Cumbre (no la Cumbre, Valle si no la Cumbre de las Américas) eran unos mequetrefes. Pero esto se lo escuche a alguien que se refiere como mequetrefe a todo aquél que comete una equivocación en el ámbito futbolístico: me refiero a Iván Mejía. 

Mi pregunta es entonces ¿Por qué llamar mequetrefe a alguien como Richard Páez que abiertamente se ha equivocado mil veces en la dirección de su equipo?  ¿Por qué llamar mequetrefe a alguien como Bedoya, Jessurum o González como directivos de la Federación colombiana de fútbol que han cometido mil y un errores en sus gestiones? ¿Por qué salió despedido por la puerta  de atrás del muy carismático Leonel Álvarez? Se me ocurre una respuesta, porque se equivocaron en su trabajo, y en el trabajo, a diferencia de otros aspectos de la vida, los errores se pagan. 

Así que si soy mequetrefe por burlarme de Shakira y su acentico argentino-catalán (que nada tiene que enorgullecer a los barranquilleros), seré un mequetrefe mientras tenga algo de sentido común, porque los artistas son artistas por sus virtudes y se deben -por más frase de cajón que sea- a la gente, al público. 

Nos limitamos entonces a convertirnos en un comité de aplausos, a vivir con orgullo sus relaciones privadas a través de las secciones de farándula de los canales nacionales, a comprar sus discos -o más bien, descargarlos- para llenar directa o indirectamente sus ya abultadas arcas. No, lo siento. Pero si se equivoca, mi derecho como "pueblo" es el de burlarme o ¿Por qué el señor Mejía no ha salido en defensa de la honorable vejez de Amparito Grisales? ¿O del mal entendido coeficiente de la bellísima Natalia Paris? 

Sí, mequetrefes somos todos. 

Por cierto, si Shakira no viniera al país solo cuando hay un evento de la magnitud de la cumbre, si no aceptando las invitaciones de Juanes a los conciertos de la paz, o tomando lugar en alguno de los más de mil conciertos del 20 de julio, estoy seguro que el himno nacional no tendría ningún bache. 

Sí, mequetrefes somos todos. 

martes, 3 de abril de 2012

La vida de un fumador

Cigarrillo: nunca en la vida

Gracias a CUANTA RAZÓN, por el aporte tan explícito.

lunes, 20 de febrero de 2012

Queda atrás

Son esos momentos cuando el tiempo con sus poderes oxidantes y cicatrizantes, pasa su inexorable mano por aquéllo que un día fue tan sublime y hermoso. Atrás fue quedando la desidia por la vida, la imposibilidad de mirar que solo los ojos llorosos, plagados de nostalgia, padecen.

Atrás quedó también, esa belleza inigualable que, aunque siga existiendo, ya no importa.

Es momento entonces, de levantar la mirada y asir el corazón con ambas manos porque a veces, éste necesita urgentemente quien lo pueda soportar. Es momento de seguir.

Adelante.