jueves, 29 de junio de 2017

La vía del Magdalena Centro

¿La Ruta Mutis, la del Tabaco o la del Río Grande? Parte 1

En aquéllos lugares donde se reconoce al turismo como un punto importante del desarrollo económico y social, se busca incansablemente la forma de siempre ofrecer un poquito más. En este contexto, nació la propuesta de la Ruta Mutis, en la celebración del Bicentenario de la Independencia de Colombia, en 2010. 

Se crearon tres rutas turísticas y culturales en ese momento: 

La Ruta Comunera: Con la obvia relación a la rebelión comunera de 1781, nacida en la manos de Manuela Beltrán, en El Socorro, Santander, que generó una gran marcha de gente del "común" que se dirigía a Santa Fe (Hoy Bogotá) a comunicarle al Arzobispo Caballero Y Góngora, representante del Virrey, que no estaban muy de acuerdo con tanto impuesto. -Menos mal que esto quedó en el pasado y los colombianos de hoy no sufrimos la opresión de los altos impuestos-. Antes de llegar a Santa Fe, el arzobispo envió su equipo de negociación y en Zipaquirá, Cundinamarca, se encontró a los revoltosos, dando lugar para que allí se firmaran las Capitulaciones Comuneras, (luego desconocidas por el Virrey y dibujadas en el escudo de este municipio cundinamarqués). La Ruta turística incluye lugares de innegable importancia histórica en Boyacá, como el Pantano de Vargas y el Puente de Boyacá.    

La de la Gran Convención: En los departamentos de Norte de Santander Y Cesar, incluyendo los municipios de Ocaña, Ábrego, El Carmen y La Playa de Belén, en Norte de Santander, y Río de Oro. Hace referencia al fallido intento de formar una gran república en 1828, después de los grandes esfuerzos económicos que representó la campaña libertadora y los constantes enfrentamientos entre centralistas y federalistas.

y la tercera, la Ruta Mutis, con la que iniciamos este texto. 

Esta ruta contempla varios municipios de los departamentos de Cundinamarca y Tolima, y presenta unos increíbles paisajes con un agradable clima templado y cálido -menos en Bogotá, pero bueno, ustedes entienden-.

 
En cuanto al circuito, es indiferente si se inicia por Guaduas o por Cambao, lo importante es que el regreso se haga por el lado contrario, -obviamente, no?-.

En esta primera parte, se inicia el recorrido por el municipio de Albán - Guayabal de Síquima (que ya es de clima templado) - Bituima - Vianí y San Juan De Rioseco. Esta ruta cuenta con una vía en buen estado, aunque con algunos cortos trayectos de inestabilidad geológica que hace que se presenten algunos baches y ondulaciones, pero nada de que preocuparse. Estos municipios son agradables pero definitivamente no son el objetivo el viaje. Así que una corta parada en ellos, será suficiente. 

Lo verdaderamente emocionante sucede después de San Juan de Rioseco, cuando la montaña se abre para permitir la vista del valle del Río Magdalena y a lo lejos, se vislumbra el departamento del Tolima. 

Allí, abajo, nos espera Ambalema. La primera joya de la Ruta Mutis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Comentarios? Claro, éste es el espacio.