jueves, 18 de octubre de 2018

Entre el intenso calor y la historia

¿La Ruta Mutis, la del Tabaco o la del Río Grande? Parte 4



Al norte del Tolima se dibuja una población llena de historia, como tantas otras de esta Ruta, y llena de turismo, también como tantas otras de la región. Hemos llegado a San Sebastián de Mariquita, Tolima. 

Esta población, además de compartir muchos espacios de recreo para los turistas, -además por estar casi equidistante entre la capital departamental, Ibagué, y la capital de la república, Bogotá-, tiene también varios atractivos naturales e históricos, que valen la pena ser visitados, admirados y preservados. 

Mariquita, cuyo nombre se ha prestado desde hace décadas para chistes sosos en ambientes escolares y familiares, tiene una temperatura promedio de 28 grados, por lo que una de las mejores formas de recorrerla, es definitivamente, una motocicleta. 


Esta ciudad en crecimiento cuenta con sitios de reconocida historia, para todos aquéllos a quienes más que el plan piscina, también le llama la atención el plan trascendente. Entre ellos, uno de los primeros sitios a visitar es la Casa de la Moneda, que actualmente es un museo muy interesante, en donde se dice que a pesar de su nombre, allí nunca se acuñó moneda sino que se fundieron los metales preciosos, como el oro, para su envío a la madre patria... (y todavía se quieren llevar el tesoro del San José...). En este mismo lugar, hay algunos túneles que alimentan la leyenda de una amplia red subterránea que unía a Falan con Mariquita y Honda, y que servía de escape a los indígenas en el período colonial.


/

Por otro lado, y solamente por motivos históricos, se recomienda visitar los sitios de referencia al fundador de Bogotá, el cruel Gonzalo Jiménez de Quesada, quien vivió en esta población tolimense los últimos años de su vida, y en donde se conservaron sus restos durante muchos años. Allí, es posible visitar la estatua de su cadáver (suena raro, pero así es. Es una estatua de él, yaciendo en una cama fúnebre) y que está ubicada en la base del campanario de la Iglesia de San Sebastián. 








Iglesia de San Sebastián: fuente propia

Foto tomada de http://www.uff.travel/informacion-local/mariquita/atractivos-turisticos

Mariquita tiene muchos otros lugares para conocer, de hecho, es una de las poblaciones con mayores atractivos para los amantes de la historia, la naturaleza y la mezcla de estas dos, que mágicamente se unen en uno de los proyectos más grandes y ambiciosos llevados a cabo en nuestra tierra: la Expedición Botánica (de la que hemos hablado en otras publicaciones previamente). Respecto a esta expedición, en Mariquita se pueden visitar la Casa de la Expedición Botánica, La Casa de los Pintores (donde se hospedaron y trabajaron los que le hicieron los dibujos de los hallazgos a Mutis) y el Bosque, aledaño a la población, y que fue punto de partida e inspiración. 

Y, tal vez uno de los más emblemáticos lugares para visitar aquí, es la Ermita. Una hermosa edificación religiosa del sigo XVI, de cuando La Corona imponía su religión y creencias, y dejaba, entre otras cosas, arquitectura digna de admiración. 





La Ermita, Mariquita, Tolima. Fuente propia.

¿Hacen falta más razones para invitar al lector a visitar a esta ciudad? No hay problema, hay aún muchas cosas por descubrir y explorar en San Sebastián de Mariquita.


CACH

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Comentarios? Claro, éste es el espacio.