Ir al contenido principal

Entre el intenso calor y la historia

¿La Ruta Mutis, la del Tabaco o la del Río Grande? Parte 4



Al norte del Tolima se dibuja una población llena de historia, como tantas otras de esta Ruta, y llena de turismo, también como tantas otras de la región. Hemos llegado a San Sebastián de Mariquita, Tolima. 

Esta población, además de compartir muchos espacios de recreo para los turistas, -además por estar casi equidistante entre la capital departamental, Ibagué, y la capital de la república, Bogotá-, tiene también varios atractivos naturales e históricos, que valen la pena ser visitados, admirados y preservados. 

Mariquita, cuyo nombre se ha prestado desde hace décadas para chistes sosos en ambientes escolares y familiares, tiene una temperatura promedio de 28 grados, por lo que una de las mejores formas de recorrerla, es definitivamente, una motocicleta. 


Esta ciudad en crecimiento cuenta con sitios de reconocida historia, para todos aquéllos a quienes más que el plan piscina, también le llama la atención el plan trascendente. Entre ellos, uno de los primeros sitios a visitar es la Casa de la Moneda, que actualmente es un museo muy interesante, en donde se dice que a pesar de su nombre, allí nunca se acuñó moneda sino que se fundieron los metales preciosos, como el oro, para su envío a la madre patria... (y todavía se quieren llevar el tesoro del San José...). En este mismo lugar, hay algunos túneles que alimentan la leyenda de una amplia red subterránea que unía a Falan con Mariquita y Honda, y que servía de escape a los indígenas en el período colonial.


/

Por otro lado, y solamente por motivos históricos, se recomienda visitar los sitios de referencia al fundador de Bogotá, el cruel Gonzalo Jiménez de Quesada, quien vivió en esta población tolimense los últimos años de su vida, y en donde se conservaron sus restos durante muchos años. Allí, es posible visitar la estatua de su cadáver (suena raro, pero así es. Es una estatua de él, yaciendo en una cama fúnebre) y que está ubicada en la base del campanario de la Iglesia de San Sebastián. 








Iglesia de San Sebastián: fuente propia

Foto tomada de http://www.uff.travel/informacion-local/mariquita/atractivos-turisticos

Mariquita tiene muchos otros lugares para conocer, de hecho, es una de las poblaciones con mayores atractivos para los amantes de la historia, la naturaleza y la mezcla de estas dos, que mágicamente se unen en uno de los proyectos más grandes y ambiciosos llevados a cabo en nuestra tierra: la Expedición Botánica (de la que hemos hablado en otras publicaciones previamente). Respecto a esta expedición, en Mariquita se pueden visitar la Casa de la Expedición Botánica, La Casa de los Pintores (donde se hospedaron y trabajaron los que le hicieron los dibujos de los hallazgos a Mutis) y el Bosque, aledaño a la población, y que fue punto de partida e inspiración. 

Y, tal vez uno de los más emblemáticos lugares para visitar aquí, es la Ermita. Una hermosa edificación religiosa del sigo XVI, de cuando La Corona imponía su religión y creencias, y dejaba, entre otras cosas, arquitectura digna de admiración. 





La Ermita, Mariquita, Tolima. Fuente propia.

¿Hacen falta más razones para invitar al lector a visitar a esta ciudad? No hay problema, hay aún muchas cosas por descubrir y explorar en San Sebastián de Mariquita.


CACH

Comentarios

Entradas populares de este blog

Otra vez, otra cara de Colombia

Reconozco que en anteriores versiones de las justas olímpicas (que de "justas", aunque no lo sean completamente, sí gozan de un alto nivel que ningún otro evento mundial tiene), nunca había estado tan metido en el cuento, como ahora, en Londres. 
Es un factor importante, por supuesto, el hecho de que mi país haya obtenido casi la misma cantidad de medallas que en todas las otras versiones juntas, pero también, el haber superado muchos factores de ignorancia que me hacían calificar a este evento como "farándula deportiva". 
Siempre he seguido el fútbol, y perdón por la redundancia, lo seguiré siguiendo. Pero sé que cada 4 años, dos después del Mundial, hay un encuentro que sé que acaparará mi atención por algunas semanas. Bienvenidos los Olímpicos y por supuesto, bienvenidas todas estas alegrías redondas ocres, plateadas y doradas.
Por cierto, ¡Qué estrés infinito! todas estas personas que pululan con venenosos comentarios como: "Da igual, con o sin medalla te…

La noche más larga

¿La Ruta Mutis, la del Tabaco o la del Río Grande?Parte 3


"Armero desapareció. ¿Cuántos habitantes tenía Armero? Pues ese es el número de muertos"
La radio resonaba. La voz provenía de una avioneta de fumigación, piloteada por Leopoldo Guevara, de la Defensa Civil de Venadillo, que en la mañana de ese 14 de noviembre de 1985, revelaba al país que la noche anterior, Armero, una de las ciudades más prósperas del Tolima, había desaparecido bajo el lodo. 


Son muchas las letras que se han escrito respecto a esta tragedia, que hoy, a más de 30 años de haber ocurrido, sigue como una herida abierta no solamente en sus sobrevivientes, sino también en todos los colombianos, por su magnitud, por la desidia de las autoridades, por sus halos de misterio, porque aún hoy, nos duele a todos.

Y es que parte de toda tragedia, es la historia que sus sobrevivientes cuentan, que recientemente, con la visita del Papa Francisco y la beatificación del Padre Pedro María Ramírez, vuelve a sonar con reno…

Colombia: Reto Nacional

Un desafío de por vida


Nació como un despreocupado pasatiempo, amarrado a la siempre sana pasión por viajar. Se trata, simplemente, de completar una colección de fotografías que relacionen a todos y cada uno de los municipios de nuestro país. 
Desde que empecé a realizar este registro, o coleccionar iglesias, como algunos amigos me han dicho, muchas personas me han manifestado su apoyo y les parece una idea al menos, diferente, sin embargo, otros me han preguntado si se debe a un fanatismo religioso hacia el catolicismo; la respuesta que siempre doy es que, a pesar de sí ser católico, no se trata de un asunto religioso, sino de un reconocimiento de la arquitectura colombiana, en la que la avanzada española enmarcó en el país, nuestras ciudades y pueblos, en torno a un espacio abierto, donde la población pudiera reunirse respecto a temas de gobierno, mercado y religión, y por esta razón, en las plazas o parques principales se repiten constantemente las mismas características: una iglesi…